cartel gestión de actitud
cartel gestión de actitud

Sugerencias

Para padres:

  • Empiece por obtener un diagnóstico por parte de profesionales especializados; que descarte otras posibles causas que puedan provocar los mismos síntomas que el TDAH.
  • Solicite un tratamiento multimodal; donde se valorará la necesidad de aplicar el tratamiento psicológico, escolar o educativo y farmacológico.
  • El trastorno tiene carácter crónico, el tratamiento persigue conseguir una buena adaptación social, académica y familiar, el curso del TDAH es variable por lo tanto se encontrará con épocas buenas y con otras muy malas; ¡nunca abandone el tratamiento!
  • No pretenda solucionar todos los problemas diarios a la vez, marque un solo objetivo a conseguir (como por ejemplo, que el niño se vista solo por la mañana).
  • Marque objetivos de conducta realistas, evite comparar lo que el niño es capaz de hacer con las posibilidades de otros niños. Aumente el grado de dificultad progresivamente.
  • No centre las conversaciones con el niño/adolescente en torno a su comportamiento o sus resultados académicos. El niño/adolescente necesita saber que usted se interesa por lo que hace y siente.
  • Asegúrese de que le escucha cuando le habla, mirándole a los ojos, con mucha proximidad física (a medio metro de distancia).
  • Siempre mostrará mayor interés en hacer lo que se le pide si obtiene reconocimiento o algún privilegio a cambio de su esfuerzo.
  • Si utiliza el castigo más a menudo que el premio corre el riesgo de que éste pierda su eficacia y deba recurrir a castigos cada vez peores.
  • Evite prestar atención a conductas negativas y fíjese más en conductas positivas. Mejorará la relación familiar y evitará un exceso de castigo.
  • Evite conflictos programando actividades adecuadas a sus posibilidades de control, por ejemplo con un niño con TDAH pequeño (hasta 12 años) no es apropiado planificar una comida de 2 horas en un restaurante o una tarde (4 horas) en un hipermercado. ¡¡Seguro que tendrá problemas!!
  • Debe favorecer que el ambiente que rodea al niño sea ordenado y organizado en cuanto a los horarios o rutina diaria.
  • El niño con TDAH requiere mayor supervisión de las tareas escolares, pero cuando ésta representa un conflicto entre padres y niño, es aconsejable delegarla a un profesional.
  • Mantenga entrevistas frecuentes con el tutor para valorar la evolución del niño y buscar soluciones a los problemas que puedan presentarse.
  • Asistir a reuniones de padres o a cursos para padres, puede ser de gran ayuda, ya que se encuentra soporte, comprensión y posibles soluciones.

Para profesores:

  • La información es el primer paso para la comprensión y la formación.
  • El maestro/profesor puede detectar niños/adolescentes con dificultades en atención y autocontrol que requieran ser evaluados, el diagnóstico en cambio lo establecen los profesionales de la salud, anime a los padres a conseguir esta evaluación.
  • Previo permiso de los padres póngase en contacto con el profesional que ellos han escogido, colabore, dele información sobre el comportamiento del niño en el aula.
  • El maestro/profesor describe el comportamiento y el rendimiento académico y el profesional médico es quién decide si aplicar o no psicofármacos.
  • Recuerde que el alumno con TDAH no es un niño problemático sino un niño con problemas.
  • Procure un ambiente tranquilo, ordenado y sin demasiados cambios (o si los hay: anticípelos). La estabilidad les ayuda.
  • Evite etiquetas: "pasota", "gandul"... ya que pueden ocasionar que el alumno acabe asumiendo este rol.
  • Cuente con el niño con TDAH para realizar trabajos que supongan actividad motora: enviar encargos a otros profesores, repartir papeles entre los compañeros, borrar la pizarra...
  • Si se generan problemas de rechazo con los compañeros o amigos dedíquele una pequeña charla, tranquilamente, explicándole qué sentimientos pueden tener los otros frente a su comportamiento y hablen conjuntamente de las posibles soluciones. La calidad de las relaciones con los compañeros es de gran importancia para la autoestima del niño/adolescente.
  • Los niños con TDAH tienen muchos aspectos positivos: pensamiento rápido, intuición, sinceridad, creatividad, gran expresividad afectiva, que deben ser potenciados y valorados.
  • No ridiculice al alumno frente a sus compañeros.
  • La supervisión es una buena herramienta para ayudar al niño con TDAH a seguir el ritmo del aula.
facebook twitter linkedin googleplus
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
AAMNDAH ALCOBENDAS Aviso Legal   Política de Privacidad
Inscrita con el Nº 33.749 en el Registro de las Asociaciones de la Comunidad de Madrid